¿Se puede ahorrar energía al pintar tu vivienda?

Los colores elegidos para pintar una casa juegan un papel muy importante más allá del juego estético que puedan aportar. Es un elemento que ayuda a reducir el consumo de energía.

 

Sin embargo, para pintar una casa de forma que se ahorre energía, hay una serie de recomendaciones que se deben tener en cuenta, y este artículo pretende tener en cuenta estas recomendaciones para que los usuarios puedan tener una idea clara del tipo de pintura que es mejor para reducir el consumo de energía y, también, reducir las emisiones de dióxido de carbono.

 

Según un estudio de 2007 de la Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de São Paulo (Brasil), los colores oscuros como el negro absorben aproximadamente el 98% del calor del sol que llega a un inmueble.

 

Por otro lado, el documento también estima que, por el contrario, los colores claros absorben muy poca radiación solar. Por lo tanto, se puede reducir la ganancia de calor y se puede ignorar la dependencia de las unidades de aire acondicionado.

 

 

Ahorro energético y otras maneras de reducir la factura de energía

 

El actual precio de la luz y el gas en nuestra vivienda hace que cada vez sea más importante, para la economía familiar, reducir el consumo de energía y reducir el importe de la factura de luz y gas.

 

Más allá del uso eficiente de los colores de las pinturas (hablaremos de ello más adelante), existen varias maneras de reducir el consumo energético y el importe de tus facturas:

 

  • Usar electrodomésticos más eficientes, no sólo en la cocina, sino, sobre todo, en los sistemas de climatización (puesto que supone casi el 40% de la factura de energía).
  • Asigna la iluminación de tu hogar según tus necesidades. Por supuesto, hay habitaciones en las que pasas menos tiempo y necesitas menos iluminación.
  • También ten en cuenta cuánta iluminación necesitas según el uso. Tal vez la sala de estar donde pasas el rato con amigos solo necesita una luz ambiental tenue.
  • Recuerda desenchufar los cargadores y aparatos eléctricos cuando no los uses, ya que todo lo que está conectado consume más o menos energía.
  • Reemplaza por bombillas LED las bombillas incandescentes tradicionales, ya que puede ahorrar más del 60% en iluminación. Además, puedes ajustar su potencia para crear diferentes ambientes.

 

Podemos reducir el consumo energético al máximo y, aún con todo, podríamos reducir más nuestra factura, porque podemos tener un precio más alto del que podríamos tener, o estar consumiendo en horarios donde la luz es más cara. Te contamos cómo reducir el coste de tus facturas de energía:

 

  • Elegir la mejor tarifa de luz y gas: En la actualidad existen muchísimas nuevas comercializadoras y las de siempre cada vez sacan ofertas diferentes. Es bueno revisar el precio de la luz y el gas, mínimo, cada 12 meses.
  • Adapta tu tarifa a tu consumo: Con el último cambio de tarifa, en la luz existe una división horaria en el precio. Si bien estos horarios están determinados por el Gobierno, las compañías ofrecen tarifas especiales con horarios que se pueden adaptar mejor a tus hábitos de consumo, como el Plan Noche Iberdrola.

 

 

El uso de colores para ahorrar energía en el interior de tu vivienda

 

Blanco y colores claros

 

El blanco y los colores claros son excelentes para pintar los interiores de las casas porque absorben la energía solar durante el día y reflejan mejor la luz. De esta manera, podemos reducir en gran medida nuestro consumo de electricidad durante el día y, por lo tanto, reducir nuestras facturas de energía.

 

Colores oscuros

 

Se recomiendan colores oscuros, especialmente para lugares sin ventanas y por lo tanto sin luz natural. Esto es así porque los colores oscuros reflejan bien la luz artificial y proporcionan un ambiente más luminoso. Si quieres ahorrar energía con la temperatura, éstos son los mejores colores.

 

Otros colores

 

  • Azul: El azul claro es un color que aporta luz a un espacio, ahorrando energía y creando un ambiente relajante.
  • Verde: El verde es uno de los colores más relajantes para el ojo humano. Alivia el estrés mientras proporciona una sensación cómoda y espaciosa.
  • Amarillo: Se considera que un color amarillo pálido aporta densidad a la vez que proporciona brillo.

 

Fuente: Selectra

Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?